La Crossrip es una bicicleta (o mejor era ya que para 2020 sale con algunas modificaciones y llamándose Checkpoint) concebida para un uso urbano y suburbano, rápida y ágil.

A primera vista la combinación de los plato-palanca FSA Vero Pro, 48/32 con el Cassette Shimano HG20, 11-32 parece técnicamente casi ridícula, pero al comenzar a pedalear, se puede apreciar un rango de manejo interesante, ya que combina agilidad en la salida con buena velocidad final.

Además está transmisión es necesaria para mover sus ruedas montadas sobre cubiertas Cubiertas Bontrager H5, 700x32c, las cuales usadas con buena presión y cierto cuidado, otorgan un confort de marcha muy accesible para el uso mixto, ciudad-ripio.

Del cuadro TREK no puede esperarse otra cosa que una posición de manejo correcta, con una construcción robusta, equipado con todos los apliques para agregar racks y parrillas de todo tipo, transformándola en una bike para largas distancias o simplemente para uso urbano con alforjas

Tema frenos, es para mejorar, si bien la presencia de doble mando de frenos, superiores para modo paseo y los clásicos ubicados para modo aero, le otorgan una comodidad de accionamiento al frenado que solo se penaliza en la calidad de frenado ya que accionan calipers mecánicos, siendo insuficiente la palanca ejercida por la levas para lograr un frenado potente y acorde a las velocidades que puede desarrollar esta bike.

Trek a notado esto y para su modelo nuevo denominado Checkpoint resigno la comodidad del doble mando a cambio de unos frenos a discos de accionamiento hidráulico, así que habrá que agacharse nomás para frenar.

Para terminar es una bici con un equilibrio mas que interesante para aquellos que busquen un uso diario y salidas largas los findes, eso si nada de off-road. Muy cómoda y de ágil andar.